Cuidamos tus ojos, cuidamos de ti.        Contáctanos
Visita nuestro Blog      Síguenos en          

Padecimientos de párpados y vías lagrimales

Obstrucción de conducto lagrimal

Una obstrucción del conducto lagrimal ocurre cuando el sistema de drenaje de las lágrimas está parcial o totalmente obstruido, causando ojos acuosos, irritados o crónicamente infectados.

La mayoría de las lágrimas provienen de las glándulas lagrimales, situadas encima de cada ojo. Las lágrimas fluyen hacia la superficie del ojo para lubricarlo y protegerlo, y drenan a través de unos pequeños orificios (puntos lagrimales) en las esquinas de los párpados superiores e inferiores. Las lágrimas luego fluyen a través de unos pequeños canales en los párpados (canalículos lagrimales) al saco lagrimal, situado donde el párpado y la nariz se unen, y continúan a través del conducto nasolagrimal antes desembocar en la nariz, donde se evaporan o son reabsorbidas.

padecimiento de parpados
Un bebé puede nacer con una obstrucción del conducto lagrimal (obstrucción congénita del conducto lacrimal). Se estima que casi el 20% de los recién nacidos tienen una obstrucción del conducto lacrimal, pero la condición generalmente se resuelve por sí sola durante el primer año de vida. En los adultos, la obstrucción del conducto lagrimal puede ser el resultado de una infección en los ojos, una inflamación, una lesión o un tumor.

Ocasionalmente, más de un tratamiento o procedimiento son necesarios antes de que la obstrucción del conducto lagrimal se abra completamente. Es probable que requiera el uso de antibióticos, si se sospecha la presencia de una infección.

Muchos bebés con obstrucción del conducto lagrimal mejoran por sí solos en los primeros meses de vida. En algunos casos, el oftalmólogo puede recomendar una técnica de masaje especial para ayudar a abrir la membrana que cubre la abertura inferior en la nariz de su bebé. El doctor hará una demostración de cómo realizar el masaje correctamente.

En bebés y niños pequeños cuyos conductos lagrimales no abren por sí solos, o en adultos con un bloqueo parcial de los puntos lagrimales, existe una técnica que usa dilatación, sondeo e irrigación que puede ser utilizada. Existen otras alternativas de tratamiento en caso de persistir la obstrucción.
¿Deseas saber más sobre este padecimiento?

Comunícate con nosotros, será un placer ayudarte.

Solicita información