Cuidamos tus ojos, cuidamos de ti.        Contáctanos
Visita nuestro Blog      Síguenos en          

Síndrome de ojo rojo

Conjuntivitis

La conjuntivitis es el término utilizado para describir la hinchazón o inflamación de la conjuntiva, la membrana delgada y transparente que recubre el interior de los párpados y la parte blanca del ojo (conocida como esclerótica). Con frecuencia esta condición se conoce como "ojo rojo".

La conjuntiva, la cual contiene pequeños vasos sanguíneos, produce moco para mantener la superficie del ojo húmeda y protegida. Cuando la conjuntiva se irrita o se inflama, los vasos sanguíneos se hacen más grandes y más prominentes, lo que hace que sus ojos parezcan rojos.

Ataque agudo de glaucoma.

El ataque agudo de glaucoma ocurre cuando el ángulo de drenaje de los ojos se bloquea y la presión intraocular sube muy rápido. Es considerada una emergencia médica y puede llevar a la pérdida de la visión en el transcurso de horas si no se trata de manera enérgica y adecuada.

La presión aumenta cuando el iris (la parte coloreada del ojo) bloquea el ángulo de drenaje parcial o totalmente. Las personas de origen asiático y los latinos, y aquellos con hipermetropía (visión de lejos) tienden a estar en mayor riesgo de desarrollar este tipo de glaucoma. Además, se presenta principalmente en personas mayores de 40 años y con antecedente familiar de glaucoma de ángulo estrecho o cerrado.

Pterigión y Pingüecula

El pterigión y la pingüécula son crecimientos en la córnea (la ventana frontal transparente del ojo) y la conjuntiva (la membrana delgada y transparente que cubre la esclerótica o parte blanca parte del ojo); estos crecimientos (conocidos comunmente como carnosidades) no son cancerosos y bastante comunes.

Uveítis anterior

La uveítis es una inflamación de la úvea, formada por el iris, el cuerpo ciliar y la coroides. En conjunto, estos forman la capa media del ojo entre la retina y la esclerótica (parte blanca del ojo).

El ojo es formado como una pelota de tenis, con tres capas diferentes de tejido que rodean la cavidad central gelatinosa, llamada vítreo. La capa más interna es la retina, la cuál detecta la luz y ayuda a enviar las imágenes al cerebro. La capa más externa es la esclerótica, la pared blanca y fuerte del ojo. La capa intermedia entre la esclerótica y la retina es llamada úvea.
cataratas
¿Deseas saber más sobre este padecimiento?

Comunícate con nosotros, será un placer ayudarte.

Solicita información