#LoveYourEyes, Glaucoma, Ocular, Prevención

¿Cuáles son las enfermedades de los ojos y los problemas de visión más comunes?

Los ojos son particularmente frágiles y fácilmente propensos a problemas si no se les atiende adecuadamente. Muchos problemas oculares son causados ​​por negligencia y estrés externo (deslumbramiento, visión borrosa, fatiga ocular, etc.) mientras que otros son, lamentablemente, genéticos.

En Global Glaucoma Institute hemos preparado una guía con los defectos visuales y las enfermedades de los ojos más comunes que debes conocer. Echemos entonces un vistazo a estos trastornos.

Los errores de refracción se encuentran entre los tipos más comunes de padecimientos oculares. La luz que reflejan o emiten los objetos que nos rodean penetra en el ojo a través de la córnea, cruzando la pupila y el cristalino hasta llegar a la retina, que es la capa más interna del ojo. Su misión es transformar la luz que recibe, en un impulso nervioso que viaja hasta el cerebro a través del nervio óptico, y se convierte en las imágenes que percibimos.

Cuando hay un error de refracción, la luz que ingresa al ojo no se enfoca en la retina, lo que resulta en una imagen borrosa. Los defectos de refracción son: miopía, hipermetropía y astigmatismo.

Echemos un vistazo a estos padecimientos oculares:

La miopía

La característica de este problema ocular es que el paciente ve mal de lejos, pero muy bien de cerca. Con la miopía, la luz se enfoca delante de la retina en vez de hacerlo sobre la retina.

Se considera un defecto progresivo en la niñez, por lo que en niños y adolescentes de edad escolar es necesario el cambio frecuente en la medida de los lentes. Por lo general se estabiliza alrededor de los 20 años de edad.

La miopía es un defecto visual que se corrige de manera exitosa con cirugía láser.

La hipermetropía

La hipermetropía es un trastorno común de la vista en la que puedes ver claramente objetos distantes, pero los objetos cercanos pueden resultar borrosos. El grado de tu hipermetropía afecta tu capacidad de enfoque.

El astigmatismo

El astigmatismo es un trastorno en el que nuestros ojos no enfocan la luz de forma pareja sobre la retina, lo que puede provocar que las imágenes se vean borrosas o alargadas a todas las distancias.

La presbicia

La presbicia es la pérdida gradual de la capacidad natural de los ojos para enfocar objetos cercanos. Técnicamente, esto no es una enfermedad o trastorno, sino parte del proceso de envejecimiento natural que comienza a los 40 años

Cuanto más envejecemos, más se acentúa, porque las lentes del ojo pierden su flexibilidad. La presbicia no se trata, pero la visión se puede corregir fácilmente con lentes bifocales y lentes de contacto.

¿Sabías qué? “800 millones de personas en el mundo tienen dificultades para realizar sus actividades cotidianas porque no tienen acceso a unas gafas.» O.M.S.

Otros problemas de vista:

Además de los errores de refracción, entre las enfermedades de los ojos más frecuentes encontramos:

Las cataratas

La principal causa de ceguera en todo el mundo, las cataratas son la opacidad de la transparencia normal del cristalino del ojo. Las personas que tienen cataratas, experimentan una sensación parecida a la de mirar a través de una ventana empañada o escarchada.

El proceso ocurre lentamente y generalmente es indoloro, por lo que no siempre se sospecha en sus primeras etapas sin un examen regular. Las cataratas se tratan quirúrgicamente. Los pacientes notan la diferencia poco después de la operación porque la luz puede volver a pasar a través del cristalino.

El Glaucoma

El glaucoma es una enfermedad degenerativa ocurre cuando el nervio óptico se daña debido a una presión intraocular demasiado alta que comprime sus fibras. Esto provoca una pérdida progresiva de la visión, que comienza en la periferia y luego se extiende hacia el centro.

También puede suceder que un flujo sanguíneo inadecuado dañe las células del nervio óptico incluso si la presión intraocular es normal. Por lo general, el glaucoma se hereda y se manifiesta al final de la vida. Si no se diagnostica a tiempo, la presión sobre el nervio y la retina continúan sus fechorías. Sin tratamiento, el paciente corre el riesgo de perder la visión de manera permanente e irreversible en tan solo unos años. Los posibles tratamientos son cirugía y colirio.

En el 2020 se estimaron al menos 11 millones de personas afectadas a nivel global, y en México cerca de 1.5 millones con glaucoma, y hasta 50 mil casos de ceguera a causa de su detección tardía.

Retinopatía diabética

La retinopatía diabética es una complicación de la diabetes que afecta los ojos. Esta enfermedad ocurre porque los niveles altos de azúcar en la sangre causan daño a los vasos sanguíneos en la retina. Estos vasos sanguíneos pueden hincharse y tener fugas de líquido. También pueden cerrarse e impedir que la sangre fluya. A veces, se generan nuevos vasos sanguíneos anormales en la retina. Todos estos cambios pueden hacerle perder la visión.

Casi todas las personas con diabetes padecerán alguna forma de retinopatía a lo largo de su vida. Los exámenes oftalmológicos de rutina y un buen control de la diabetes pueden proteger la visión de las personas frente a este padecimiento.

Degeneración macular

La degeneración macular seca es un trastorno ocular frecuente en personas mayores de 50 años. Genera visión central borrosa o reducida, debido al adelgazamiento de la mácula. La mácula es la parte de la retina responsable de que la visión sea clara en tu línea de visión directa.

“La combinación de una población creciente y cada vez más envejecida aumentará significativamente el número total de personas con enfermedades oculares y deficiencia visual, ya que la prevalencia aumenta con la edad.” O.M.S.

Ojo seco

El síndrome del ojo seco es causado por una falta crónica de suficiente lubricación y humectación sobre la superficie del ojo.

El Ojo Seco produce diversos síntomas, pero los más frecuentes son: irritación, ardor, sensación de sequedad, sensación de cuerpo extraño, ojo lloroso, aumento del lagrimeo…

Las consecuencias del ojo seco van desde una irritación ocular leve pero constante a una inflamación significativa, e incluso la aparición de cicatrices en la superficie frontal del ojo.

Millones de personas padecen estos trastornos oculares, los cuales no necesariamente se detectan de inmediato, por lo que es importante hacerse exámenes de la vista con regularidad, especialmente a medida que envejece. Para preservar tu comodidad visual, no descuides la protección de tus ojos de las agresiones externas, en particular del sol, que pueden causar mucho daño sin darte cuenta.

Más de veinte años de investigación e innumerables encuentros con pacientes han fomentado la evolución de la comprensión del ojo seco y la demanda de un diagnóstico y tratamiento correctos.

Back to list

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *