¿Qué causa el Glaucoma?

Una lesión en el nervio óptico es la causa del glaucoma. A medida que este nervio se deteriora gradualmente, aparecen puntos ciegos en el campo visual

Esta lesión en el nervio suele relacionarse con un aumento de presión en el ojo, como lo hemos mencionado anteriormente.

El glaucoma suele ser hereditario.

Los científicos han identificado, en algunas personas, genes vinculados con una presión ocular alta y con una lesión en el nervio óptico que hace pensar que el glaucoma es hereditario en algunos casos.

¿Qué significa tener sospecha de glaucoma

Algunas personas pueden presentar ciertos signos que podrían hacer pensar en que tienen glaucoma, sin embargo sus estudios se encuentran dentro de la normalidad. Dentro de ellas están:

  • Personas con una presión ocular más alta de lo normal (llamada hipertensión ocular). Estos pacientes se consideran “sospechosos de glaucoma” y tienen un mayor riesgo de desarrollar glaucoma.
  • Algunas personas son consideradas sospechosas de tener glaucoma aunque la presión ocular sea normal. Por ejemplo, sus oftalmólogos pueden notar algo diferente en el nervio óptico o por el solo antecedente de tener padre o madre con antecedente de glaucoma.

Cualquier persona que sea sospechosa de tener glaucoma debe ser evaluada cuidadosamente por su oftalmólogo. Un oftalmólogo puede verificar cambios a través del tiempo y empezar un tratamiento si es necesario.

De manera general, si sus estudios diagnósticos han sido normales, nuestra sugerencia es que no pase de uno, máximo dos años, sí es menor de 40 años, su revisión anual con batería de estudios para glaucoma. Después de los 40 años su revisión cada año tanto clínica como paraclínica es indispensable.