Factores de riesgo del glaucoma

La hipertensión ocular es el factor de riesgo más importante relacionado al daño por glaucoma, pero existen otros factores de riesgo importantes como:

  • Tener antecedentes familiares de glaucoma.
  • Ser mayor de 40 años.
  • Padecer hipertensión arterial.
  • Padecer diabetes mellitus.
  • Presentar problemas vasculares y/o circulatorios.
  • Padecer angina de pecho y/o arritmias.
  • Tener miopía alta (mayor de 6 dioptrías).
  • Padecer migraña.
  • Tener antecedentes de traumatismos intraoculares y uso prolongado de cortisona.

No es posible establecer cuál es el factor que detona la enfermedad, en realidad este padecimiento es multifactorial. Lo que si es posible es determinar un seguimiento estrecho en pacientes con factores de riesgo de glaucoma, que si se diagnostican tempranamente, se verán beneficiados al obtener un tratamiento oportuno.

Aún y cuando el glaucoma es una enfermedad asintomática en sus inicios, algunos hechos que pueden crear sospecha de glaucoma son:

  • Tener ojo rojo y/o irritado.
  • Sufrir dolor de cabeza.
  • Experimentar dolor de los ojos.
  • Tener la sensación de “sentir los ojos”.
  • Tener la sensación de ver a través de neblina o de vapor.
  • Presentar una reducción del campo visual.
  • Ver halos de color alrededor de las luces.
  • Tener visión nocturna disminuida.
  • Realizar cambio frecuente de lentes.

 

¿Qué se puede hacer para prevenir el glaucoma?

El examen periódico de los ojos por parte de un oftalmólogo puede detectar una presión intraocular excesiva. La administración de gotas controlará este fenómeno, limitando el voltaje por debajo de un umbral aceptable.

Si pertenece a un grupo de riesgo (antecedentes familiares, diabetes, miopía alta, etc.), es recomendable hacerse un examen de la vista todos los años a partir de los 40 años.

Si no está en mayor riesgo, hágase un examen de la vista cada dos años entre los 35 y los 60 años, y cada año después de los 60.